Consumo facilitará las reclamaciones en la España rural con la digitalización de las juntas arbitrales

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, preside la Conferencia Sectorial de Consumo
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en la Conferencia Sectorial de Consumo

El ministerio y las CC.AA. alcanzan un acuerdo y aprueban un nuevo Marco Estratégico de Consumo (MEC), pendiente desde 2009

Consumo prevé miles de nuevas reclamaciones en los próximos meses gracias a la posibilidad de celebrar audiencias telemáticas

El ministerio de Consumo impulsará la digitalización de las juntas arbitrales con la intención de facilitar las reclamaciones de la España rural y dotar así a las personas consumidoras de instrumentos eficaces para su defensa en todo el territorio nacional.

Esta es una de las novedades del nuevo Marco Estratégico de Consumo (MEC) aprobado entre el ministerio y las CC.AA. en la Conferencia Sectorial celebrada este lunes. El último MEC vigente fue el del período 2006-2009.

Este nuevo marco estratégico tiene, entre otros objetivos, el de mejorar la prestación de los servicios de las administraciones de Consumo a través de las nuevas tecnologías. Para ello, el ministerio otorgará subvenciones a las CC.AA. para la digitalización de sus sistemas arbitrales de consumo (regionales y locales) por valor de 1.740.000 euros.

Consumo garantiza así que se puedan celebrar audiencias telemáticas, razón por la que prevé miles de nuevas reclamaciones en los próximos meses. En 2020, debido a la pandemia generada por el coronavirus y a la imposibilidad de realizar estos trámites on line, las reclamaciones descendieron a 53.000, frente a las más de 60.000 registradas en 2019.

Campañas nacionales de inspección y control

Otro de los acuerdos alcanzados en la Conferencia Sectorial de Consumo es el de realizar, en 2022, un total de 37 campañas nacionales de inspección y control de mercado con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas consumidoras.

Estos procedimientos recaen sobre diferentes bienes o servicios que se ofrecen en el mercado y que son escogidos para su control específico. Ministerio y Comunidades Autónomas buscan así asegurar que los productos puestos a disposición de los consumidores cumplan los requisitos establecidos para garantizar el acceso a información adecuada, calidad, salud y seguridad.

Así pues, estas campañas se centrarán especialmente en productos ecológicos, teléfonos gratuitos de atención al cliente u ofertas de tarifas eléctricas en internet. La información presente en el etiquetado del pescado sin envasar de venta en pescadería, así como en frutas, verduras y hortalizas; los productos destinados a vegetarianos o veganos, los panes con masa madre o la venta de alimentos on line, son otros de los productos alimenticios que serán especialmente vigilados