Garzón confía en que el “consenso científico” sobre la necesidad de un consumo sostenible se convierta también en “consenso social”

alberto garzón
Alberto Garzón en la feria 'Biocultura'

El ministro de Consumo participa en la inauguración de Biocultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable que se celebra en Madrid hasta el 6 de noviembre y en la que participan más de 400 empresas sostenibles

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha destacado este martes el “abrumador consenso” que existe en la ciencia sobre las ventajas de transitar hacia un consumo más sostenible y ha deseado que esta “necesidad” se convierta también en un “consenso social”.

En la inauguración de Biocultura, la feria de productos ecológicos y consumo responsable que se celebra en Madrid hasta el 6 de noviembre, Garzón ha considerado “fundamental” que la ciudadanía sea consciente de que un consumo y una producción más sostenibles “tienen, inequívocamente, un impacto positivo sobre la vida de las personas y del planeta”.

Con el objetivo de hacer frente al cambio climático y al resto de “desafíos ecosociales”, el ministro ha animado a realizar cambios en los hábitos del día a día. Entre ellos, dar más peso a los productos de origen vegetal en la cesta de la compra, elegir alimentos de producción ecológica o adquirir productos y servicios de iniciativas socialmente justas.

“El tránsito hacia un consumo más responsable, que incorpore todo este tipo de criterios, tiene la posibilidad de incidir en el tipo de sociedad que queremos y en nuestra relación con el entorno”, ha añadido Garzón.

Según ha explicado el ministro de Consumo, el planeta tiene “un techo marcado por los límites biofísicos”, pero también “un suelo social”. Es decir, que solo será posible “una sociedad justa, saludable y sostenible si, a la vez que protegemos el medio ambiente, aseguramos que todas las personas tengan cubiertas sus necesidades más esenciales”.

Finalmente, Garzón ha felicitado a las más de 400 empresas que participan en Biocultura por su “vocación social y ecológica” y por ser una “semilla de esperanza frente a los desafíos ecosociales de la actualidad”.